Processes [DMO secciones]

MRV Institutions [DMO secciones]

Methods + Tools [DMO secciones]

Forest Policy + Governance [DMO secciones]

4.2   Observaciones terrestres Tema anterior Tema principal Tema hijo Tema siguiente

Las observaciones terrestres son necesarias para estimar las emisiones y absorciones de GEI de dióxido de carbono y distintos del dióxido de carbono para las actividades de REDD+, sin importar el método de muestreo o inferencial utilizado. Las observaciones terrestres se usan para estimar los factores de emisión y absorción, establecer modelos de crecimiento para diferentes tipos de bosque, para parametrizar los modelos del Nivel 3, y como datos de referencia para estimar los datos de actividad. A pesar de que la disponibilidad variará de país en país, ejemplos de observaciones terrestres incluyen:
  • IFN, inventarios forestales subnacionales, y evaluaciones forestales basadas en mediciones de parcelas o transectos;
  • estudios de crecimiento y rendimiento, eliminación de madera recolectada, y modelo para convertir esta en biomasa;
  • datos auxiliares espaciales sobre el uso de la tierra, gestión, historial de alteraciones, tipo de suelo que se puede utilizar para orientar la selección y aplicación de factores de emisión y absorción;
  • datos de investigación que se pueden utilizar para estimar las emisiones y absorciones de biomasa por encima y debajo del suelo, hojarasca, madera muerta y suelos;
  • observaciones sobre el terreno que se pueden transformar en factores de emisión/absorción para gases de GEI distintos del CO2 derivados de suelos e incendios.
Para REDD+, las estimaciones de emisiones y absorciones se pueden elaborar utilizando datos provenientes de los IFN, de sitios de monitoreo intensivo relacionados y de datos auxiliares. En general, sería muy eficiente para el SNMF cotejar la información relevante existente (Capítulo 4) antes de comenzar un nuevo muestreo, y realizar un análisis de las brechas para determinar la estrategia de muestreo más eficaz. El acceso a series de datos originales, a los protocolos empleados para la recolección de datos, además de documentación respecto a la verificación realizada sobre la calidad de los datos, es importante para una elaboración de informes transparente y la evaluación de las estimaciones generadas. Para mantener la representatividad, la coherencia en las definiciones y los protocolos, los datos deben ser estratificados según el tipo de bosque, el suelo y las condiciones climáticas, la topografía, y el carácter de las alteraciones en el bosque inducidas por factores antropogénicos o naturales (Capítulo 2, Sección 2.3.2).